Dar una sorpresa

La ciudad es verdad que en general no da para demasiadas sorpresas, no da nada más que para trabajo y poco más y por eso hay que saber reinventarse.

Hay formas de dar una sorpresa dentro de tu propia ciudad a esa persona que quieres.

Por ejemplo puedes tomarte unos días libres y darle una sorpresa con unos días en un spa en la propia ciudad ya que muchos hoteles tienen spa incluido.

Otra opción es la de acudir a eventos como ferias de muestras y similares que siempre son una buena sorpresa y pasas un día divertido y agradable.
sorpresa